El diario Expansión ha abierto con la noticia de la condena a una empresa por la venta de vibradores falsificados. La empresa condenada es Life is Short, la cual deberá pagar los daños causados además de las cuantías de los beneficios perdidos que aun están por calcular.

Y es que el mundo de la falsificación no escapa a ningún sector, por lo que iCuria aconseja a todo aquel vaya a distribuir un producto, se asegure que no está distribuyendo material con derechos protegidos y en caso de ser de propia creación asegurarse que se ha procedido el registro tanto de la marca como del producto.

AQUI el enlace a la noticia.

¿Es excesiva la prisión provisional del Govern Catalán?

¿Son las medidas de prisión provisional proporcionadas?   La prisión provisional es una medida consistente en limitar la libertad individual y que es ordenada por el órgano jurisdiccional competente. Su objetivo último es el uso de esta medida como instrumento...

leer más