Que los documentos de prevención de ilícitos penales o Corporate Compliance tienen cada vez más efectos dentro del sector empresarial y están cada vez más instaurados ya no solo como un documento que pueda protegernos, sino como un modelo de integración empresarial que refleje mayor solidez a la empresa frente a terceros actores como accionistas, instituciones públicas o los mismos integrantes de la corporación, es una realidad. Pero ahora nos llega desde el TS una sentencia que ratifica la efectividad de su importancia y los réditos que puede aportar a nuestra empresa el instaurar un sistema como este a las PYMES.

Si quiere conocer más de la noticia pinche aquí.

¿Es excesiva la prisión provisional del Govern Catalán?

¿Son las medidas de prisión provisional proporcionadas?   La prisión provisional es una medida consistente en limitar la libertad individual y que es ordenada por el órgano jurisdiccional competente. Su objetivo último es el uso de esta medida como instrumento...

leer más